Ferrol en cinco razones

Es una ciudad milenaria que goza de ser ilustrada, moderna, histórica, gastronómica, naval, océano, natural, ría, alegre. Descúbrela

Ferrol es un destino lleno de posibilidades. Una región que respira naturaleza en cada uno de sus caminos, donde la historia y el patrimonio se dan la mano. Donde la tradición se bate con el romper de las olas de su costa. Y donde los olores de la gastronomía siguen pasando de generación en generación. Ferrol todo lo que una ciudad quieres ser. Ferrol en cinco razones.

  1. La Ruta de las Meninas. El barrio de Canido ha resurgido con esta iniciativa artística que ha otorgado una nueva vida a esta antigua parte de Ferrol. Todo comenzó en 2008, cuando el artista local Eduardo Hermida decidió convocar a algunos amigos pintores para decorar las fachadas con evocaciones al cuadro de ‘Las Meninas’ de Velázquez. Año tras año, el número de pinturas ha ido creciendo, convirtiendo Canido en una atractiva iniciativa de street-art que permite a los viajeros descubrir esta área de la ciudad rodeados de color y creatividad. Asimismo, todos los años se realiza una jornada festiva en la que diversos artistas son llamados a seguir decorando las calles.
  2. Playas y Turismo activo. La oferta de actividades al aire libre e interacción con la naturaleza en Ferrol sorprende a turistas y profesionales del sector. Y es que el territorio geográfico de Ferrolterra -comarca en la que se integra Ferrol-, gracias a sus espacios naturales y a la diversidad de su paisaje de mar y montaña, se convierte en el lugar ideal para la práctica de actividades de turismo activo. Aquí los viajeros encontrarán aguas tranquilas dentro de la ría y playas de gran oleaje que hacen de la zona un lugar ideal para practicar surf, windsurf, submarinismo, vela… o sencillamente bañarse en sus playas. A ello hay que sumar gran cantidad de opciones en aire, como parapente, o en tierra, como rutas en bicicleta.

 Ferrol tiene un marcado carácter costero y ello no sólo se observa en su puerto, sino en las playas que salpican su territorio y entorno. Los viajeros tendrán la posibilidad de escoger desde pequeñas calas hasta grandes arenales. Destacan las transparentes aguas de Santa Comba o los sistemas dunares de Doniños (perfecta para la práctica de surf) y San Xurxo, en la que desembocan el río Esmelle y el arroyo Juncal.

  1. El Camino Inglés. Es la ruta que realizaban los peregrinos que llegaban a Galicia a través del mar desde los puertos del Báltico, Países Escandinavos, Países Bajos, Flandes, norte de Francia y, sobre todo, ingleses e irlandeses. Los puertos de A Coruña y Ferrol eran el comienzo de la peregrinación a pie hasta Santiago de Compostela. Así, este destino se convierte en un lugar ideal para realizar un Camino de Santiago marcado por un entorno natural de exuberante belleza, valiosas materias primas para reponer fuerzas y bellas localidades de paso, siguiendo las etapas Ferrol-Miño, Miño-Bruma, Bruma-Silgüeiro y Silgüeiro-Santiago de Compostela.
  1. La Ruta del Modernismo. Ferrol también experimentó esta corriente de renovación artística desarrollada a finales del siglo XIX y principios del XX que llegó a innumerables países de Europa. En las calles del barrio de A Magdalena todavía se conservan viviendas originales del siglo XVIII, claros ejemplos de la presencia del Modernismo en Galicia. Sin duda, es uno de los paseos más encantadores por este destino, en el que los viajeros se sentirán en una auténtica película de época, gracias a los más de 20 edificios que integran esta Ruta.
  1. Ferrol Ilustrada. El puerto de Ferrol, es de los más seguros del mundo debido a la especial configuración de la ría y de su orografía. A finales del siglo XVI, Felipe II decidió que la ría de Ferrol fuera utilizada como base para la Armada Real. En el s.XVIII, Ferrol fue designada capital del Departamento Marítimo del Norte, ordenando Felipe V la creación del Real Arsenal y un Astillero en la aldea de A Graña. Más tarde, Fernando VI ordenó la construcción de un gran astillero en la villa de Ferrol, dedicado casi exclusivamente a la construcción de barcos para la Armada. Nace así el Puerto Ideal de la Ilustración, denominación con la que Ferrol aspira a su reconocimiento como Patrimonio Mundial.

Más información en https://visitferrol.com/