La suntuosidad y riqueza del siglo de oro español traídas a nuestros días

Estilo, tradición y tejidos de primera calidad fabricados en España, la insignia de María Luisa de España   

       

Si hay un elemento que caracterice la atrevida, pero tradicional firma María Luisa de España es la peculiaridad del corte de las prendas, conjuntamente con los materiales y tejidos que Adolfo, el joven creador de la marca, selecciona para cada una de ellas. Todos y cada uno de los tejidos son totalmente naturales, con el predominio en la última colección de seda brocada, tweed de máxima calidad y algodón 100%.

Adolfo afirma con orgullo que España puede presumir de brocados, pues es un referente mundial. Es así como decide traer dicha artesanía tradicional a la moda actual, proponiendo con sus diseños una versión contemporánea de una España rica y suntuosa. Toda la producción de los tejidos que componen su colección es nacional, de la mano de Vives y Marí, las cuales fabrican utilizando archivos tradicionales del siglo XVIII que son utilizados en gran medida para confeccionar los trajes de fallera.

Para esta temporada la firma propone una vuelta a la artesanía, apostando por las lanas con acabados rústicos y con textura, dando el aspecto de hecho a mano, y por diseñar la camisería toda en algodón 100% en calidades finas. Todo ello en una paleta con colores intensos y estridentes, como el Rojo Buganvilla, el Azul eléctrico, el Amarillo, y por supuesto el Negro en combinación del Blanco, haciendo un guiño a la tradición española. Los bordados, en motivos orientales y florales, buscan conectar con el sentido de la belleza terrenal.

 

Fotografía: Jesús Cordero    Peluquería y maquillaje: Pilar Lucas    Estilismo: Juan Antonio Frías