Marta en Brazil te da los trucos para ser la invitada perfecta

Bodas, bautizos, comuniones, eventos especiales…hay cientos de ocasiones para lucir ideal y perfecta. La firma de moda española con aires del sur, Marta en Brazil, te da los tips para que siempre seas la invitada perfecta.

Aún no se ha terminado el verano ni los eventos especiales en los que lucir
looks ideales, con los que ser el objeto de todas las miradas. Seguro que ya
has podido tomar el sol y tu tono de piel luce un tono más bronceado, lo que hará que todos los colores que se llevan este año te queden fenomenal,
ahora solo hay que encontrar los outfits insuperables. ¿Cómo lo hacemos? La firma de moda española con aires del sur, Marta en Brazil, quiere ayudarte y te da las claves para tener un look de 10.

Lo primero que debes hacer es fijarte bien en la invitación, para saber si existe un dress code a petición de los novios. Ya que puede que la novia pida expresamente que todas las invitadas asistan de largo o que lleven tocado.

También es bueno saber si la boda será civil o religiosa, de noche o de día, en el centro de la ciudad, en un jardín o en la playa, para ello, porque ello condicionará el protocolo establecido.

En segundo lugar, es importante no caer en la tentación de lucir todo lo que tenemos a nuestro alcance, podemos crear un look sobrecargado y excesivo. Los pendientes, tocados, cinturones, zapatos con detalle…
Todo por separado es bonito y resultará ideal en cualquier estilismo, pero si lo unimos podemos pecar de exceso y no tendremos el resultado adecuado para la ocasión.

En tercer lugar, hay que tener en cuenta el color o estampado de nuestro
conjunto. Es importante saber que, si el diseño elegido es estampado, éste
será el protagonista y utilizaremos una gama monocromática para el resto de accesorios. Si, por el contrario, elegimos un estilismo sencillo y en un tono suave, podremos jugar con el resto de complementos para alegrarlo y hacerlo diferente.

Y un último consejo, para un evento de día, juega con tocados y pamelas
elegantes, un bonito clutch y unos zapatos de tacón que sean cómodos,
porque es preferible que lleves unos centímetros de menos a que tengas que cargar con otro calzado plano para después, cuantas menos cosas mejor.