Menorca invita a saborear su carne de vaca autóctona en unas jornadas gastronómicas

Del 27 al 29 de marzo la isla balear celebra la 2ª edición de sus Jornadas Gastronómicas ‘Vedella Vermella Menorquina’

La tentación de la carne vuelve a atraer hacia Menorca a los paladares más exigentes. La isla balear, nombrada Región Gastronómica Europea 2022, sigue haciendo honor a este reconocimiento con un nuevo evento culinario en el que participarán una docena de restaurantes con menús especiales cuyo plato principal será una receta de esta ternera roja, vaca de raza autóctona con sello de calidad desde 2005. Un bovino sostenible –por su adaptación al medio ambiente y su alimentación con pastos de la propia tierra– que también produce una leche de gran calidad destinada a la elaboración de los mejores quesos menorquines. 

Si en febrero fue el pescado y la perdiz, en marzo la cocina de segunda isla mayor de las Baleares tiene un claro protagonista ‘terrestre’: la vaca roja menorquina. Una raza autóctona de ganado bovino perfectamente reconocible por su pelaje rojizo que en 2005 dio un salto de calidad con la creación del sello ‘Vermella Menorquina’.

Para poner en valor esta carne se gestaron el pasado año las Jornadas Gastronómicas ‘Vedella Vermella Menorquina’, organizadas por la Asociación de Cafeterías, Bares y Restaurantes de Menorca y la Asociación de Ganaderos de Raza Bovina de Menorca. El éxito de aquella iniciativa ha derivado en la 2ª edición, que se desarrollará del 27 al 29 de marzo. Doce restaurantes –por el momento– de cuatro municipios han confirmado su participación, con diferentes menús y precios pero con un denominador común: el plato principal será una receta de esta ternera roja.

Los restaurantes adheridos a estas jornadas son: Restobar Mo, El Grill y Can Joanet, de Maó; Aquarium Port, Es Tast de na Silvia, Pizzería Roma y Cas Safrà Gastrobar, de Ciutadella; Ca n’Aguedet, Molí des Racó y Hotel Jeni & Restaurant, de Es Mercadal; y Loar Ferreries y Mesón Rías Baixas, de Ferreries. Estos establecimientos tentarán a los paladares más exigentes con platos como ‘Galtas de ternera con salsa’, ‘Chuletón de 1 kg de ternera a la parrilla’, ‘Entrecot con salsa de queso Maó’ o ‘Cachopo menorquín’ (filete empanado de vaca roja relleno de queso maó y sobrasada), entre otros.

La expansión de la raza frisona –proveniente de Frisia, Holanda, de piel blanca y negras–, más productiva en leche, amenazó con hacer desaparecer a la ‘roja menorquina’. Pero la apuesta de Menorca por la sostenibilidadque le valió en 1993 ser proclamada Reserva de la Biosfera– contribuyó a dar un nuevo impulso a la cría de esta vaca autóctona de alta calidad por recibir una alimentación natural, sin productos químicos, y enriquecida con sales naturales procedentes del mar, que riega con el viento los pastos menorquines. Además la vaca menorquina contiene una enzima que la hace especialmente apta para al elaboración de excelentes quesos.  

Más información en: www.menorca.es y https://www.gastronomiamenorca.es