Olly Melhuish y su equipo celebran dos años al mando de los fogones de The Greenhouse, extendiendo su oferta gastronómica a los fines de semana

El restaurante, que acaba de hacer una reforma integral a su cocina para poder hacer frente holgadamente a su creciente demanda,  recrea cada mediodía la atmósfera de un invernadero, un escenario ideal para degustar recetas que dan protagonismo absoluto a la cara más creativa del producto

Barcelona, 22 de enero de 2020.- Volver a los orígenes a través de la sencillez del producto, aunque con un twist que convierte cada plato en auténtica vanguardia culinaria. Así podemos definir la cocina de The Greenhouse, que reabre tras unas semanas de pausa, y que han servido para llevar a cabo una reforma integral a su cocina, consecuencia directa de la necesidad de ampliar el espacio de trabajo para poder servir a la creciente demanda del restaurante. Así pues, The Greenhouse da la bienvenida a un invernadero en plena ciudad, situado en el interior del Hotel Pulitzer y comandado por el ingenio de Olly Melhuish y su equipo. El chef ejecutivo cumple dos años al mando de los fogones del lugar, que ahora extiende su oferta de mediodía también a los fines de semana.

The Greenhouse es un lugar donde quedar suspendido en el tiempo y también en el espacio. Porque, aunque ubicado en el corazón palpitante de la Ciudad Condal, su atmósfera es pausada y relajada. Su producto, en cambio, muestra muy bien su procedencia. Un bocado a cualquiera de los platos es suficiente para saber que todos los distribuidores son locales y de proximidad. Cada receta contiene referencias que nos llevan de viaje por el Mediterráneo, sin dejar de lado distintas partes de la geografía mundial.

La sensación serena de apacible aislamiento que genera el restaurante se refuerza con las emociones que despiertan las recetas del chef inglés y su equipo. La cocina se puede traducir como un compendio de platos con un ADN sano, que basan su éxito en el producto y que consiguen captar la atención del comensal por una marcada línea creativa, que invita a pensar en qué hay más allá de cada sabor. El carácter cercano de los camareros, junto a un entorno único y una selección de recetas muy elaboradas y sabrosas, convierten The Greenhouse en una de las opciones más convincentes del centro de la ciudad si buscamos la relación calidad/precio.

Aunque varía cada semana, en el menú se pueden encontrar entrantes como la stracciatella con brevas, frutos secos y olivada; la berenjena asada con tahini y cilantro; o el ceviche de dorada, ají amarillo, maíz braseado y piña. Los principales suenan como la carrillera de ternera angus con salsa Guinessel milhojas de patata, tubérculos y queso de cabra; o la merluza gallega, salsifí, wakami y emulsión de agua de mar. Los postres saben a mousse de dulce de lechea cremoso de chocolate, granizado de albahaca y cerezas; y a crema catalana con peras al vino, por poner algunos ejemplos. Especial mención a la tarta de queso de Marc, que se ha convertido casi casi en el postre de la casa por excelencia.

El resultado son cinco entrantes, cinco principales y cinco postres, que siempre contemplan opciones vegetarianas y opciones algo más elaboradas con un suplemento. Una forma de comer sano y sabroso que ha ganado muchos adeptos en el centro de la ciudad.

Sobre Olly Melhuish

Olly nació en Londres, donde pasó por cocinas como la del referente The Savoy. A continuación aterrizó en Barcelona y más concretamente en el Hotel Arts, donde pasó diez años, experiencia que le llevó a ocupar el puesto de Chef en la cocina de la galardonada Enoteca de Paco Pérez, con dos estrellas Michelín. Tras una década en uno de los hoteles más emblemáticos de Barcelona, Olly decidió que era hora de cambiar de rumbo y abrió el Somewhere Café, restaurante con el que terminó participando en el reality ‘Cocineros al Volante’, gracias a un food truck en el que cocinaba delicias de autor. Acaba de celebrar su segundo aniversario en el Grupo Pulitzer en Barcelona, liderando las cocinas de los hoteles Pulitzer Regina, así como las de los restaurantes The Greenhouse y La Esquina.